¿Cómo conservar vino en casa?

Posted By: José Manuel Vallés In: Root On: Comment: 0 Hit: 75

¿Tienes dudas sobre la mejor y más adecuada forma de conservar vino en tu propia casa?. Aquí te ofrecemos una serie de consejos que seguro que te ayudarán a mantenerlos de forma correcta.

vinos en casa

 

Nos encanta al arte del vino y todo lo que conlleva. Cuando pensamos en adquirir un vino, nos fijamos en una gran variedad de aspectos a tener en cuenta: el tipo de vino, la procedencia, cuándo vamos a consumirlo, con quién o incluso con qué vamos a maridarlo. Queremos que sea el mejor y el más adecuado para un determinado evento o simplemente para disfrutarlo uno mismo en casa.

Cuando el vino se va a consumir inmediatamente, sólo tendremos que preocuparnos en abrir la botella y servirnos, pero otras muchas veces esa botella que con tanto esmero hemos elegido, no la vamos a consumir al momento y es entonces cuando no  prestamos atención a la forma de conservar ese vino sin que pierda sus cualidades.

Desde Ad-Vinum os queremos ayudar a conservar esos vinos de la forma más óptima posible, de forma que os duren en el tiempo y así podáis disfrutar de ellos sin que pierdan sus propiedades y su calidad.

Podríamos decir que hay 6 factores a tener en cuenta cuando queremos conservar el vino en casa: la temperatura, la humedad, la posición, la luz, el ruido y los olores. Echémosle un vistazo a cada una de ellas.

Temperatura y humedad

La temperatura debe ser lo más estable posible para evitar variaciones en el diámetro del cuello de la botella, lo que podría provocar la entrada oxígeno a la misma. Además la temperatura ideal de conservación está en el entorno de los 5ºC a 17ºC, pero cuando se trata de vinos blancos y rosados lo mejor es mantenerlos cercanos a la temperatura de 5ºC, para que las cualidades que se aprecian en este tipo de vinos se conserven intactas. La humedad también tiene un papel crucial, pues debe ser alta, en torno al 60% u 80% para evitar que el corcho se seque o se humedezca.

La posición

Tal vez todos lo sepamos, pero debemos mantener las botellas en posición horizontal, de forma que el vino permanezca en contacto con el corcho y se evite que se seque. En esta posición también se evita que el corcho se deforme y pierda su hermetismo, lo que provocaría la entrada de oxígeno.

La luz

Debemos prestar especial atención al lugar donde guardemos nuestros vinos. Éste debe ser un lugar oscuro, alejado de la luz solar o de luces artificiales. La razón para ello, es que la incidencia de la luz sobre el vino puede provocar determinadas reacciones químicas que influirían sobre su calidad.

El ruido y los olores

Puede parecer una tontería pero incluso las vibraciones del ruido podrían alterar ese vino tan preciado que tenemos en nuestra “bodega”. Al igual que el ruido, otra de las precauciones que debemos tener en cuenta para conservar vino en buenas condiciones es que el lugar esté libre de olores fuertes. Así que, un lugar bien ventilado, sin humos ni olores, es la mejor opción pues en caso contrario estos podrían impregnar la botella y el corcho y llegar a estropearlo.

Ya te hemos dado unas pistas de cómo conservar el vino en casa. Ahora sólo te queda abrir una botella y disfrutarla. Pero quizás aún te queda una pregunta en la cabeza:

 ¿Qué pasa si abrimos una botella y no la consumimos entera?, ¿se puede conservar de alguna manera? La respuesta es sí. Lo primero que debemos hacer es tapar la botella con su propio corcho de la forma más hermética posible. A continuación la guardaremos en la nevera en posición vertical en la parte menos fría del frigorífico. De esta forma la parte de vino que este en contacto con el aire será menor. Siguiendo estos pequeños consejos podrás conservar el vino durante unos días después de abierto.

Esperamos que os sean de ayuda estos pequeños consejos y que así podáis disfrutar del placer de una copa de vino en cualquier ocasión.

Nos vemos en el siguiente blog.

Gracias.

18 de Octubre 2018

Comments

Deja tu comentario